Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

domingo, 11 de julio de 2010

Setas luminosas



Típicas de Japón, también se encuentran algunas especies en Brasil (seta Jack-O-Lantern, (Omphalotus spp.) y seta de miel (Armillaria spp.)).
Mycena lux-coeli, localmente denominadas shii no tomobishi-dake (champiñones brillantes chinquapin(por el árbol en que crecen)) y hato-no-hi (palomo de fuego) crecen en la isla de Tokyi Hachijojima, en la peninsula sureña de Kii, en Kyushu, en áreas rurales de Susami-cho en la prefectura de Wakayama y otras áreas.

Surgen en la época de lluvias, de Mayo a Julio. Son venenosas (contienen illudina, un potente bloqueador de la transcripción del ADN). Emiten en una longitud de onda de 520 a 530 nm todo el día (aunque se aprecian mejor de noche) merced a la luciferina.


2 comentarios:

  1. Lo primero que iba a preguntar es si se comen, porque como los japos son tan peculiares con la comida... Ya veo que no. Joer, "Luciferina", cómo suena eso.

    ResponderEliminar
  2. Jeje, precisamente por eso he avisado, porque con esa pinta tan vistosa a más de uno se nos ha pasado por la mente, jeje.

    Es lo que tiene, que el cristianismo ha denostado eso de "iluminar" con su habitual costumbre por hacer lo blanco negro, lo apetecible aborrecible y lo natural alienado. Penita de condicionantes culturales que nos han tocado...

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.