Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡Bazinga!

¡Zás! En toda la boca (de Sinde).
La Ley Sinde-rechos ha recibido un primer varapalo en el congreso. Porque no estaba bien formulada y así atentaba contra el estado de derecho para proteger a una mafia bien situada políticamente. Al final sacarán esta u otra. Pero al menos han perdido el primer asalto.

El título que uso viene en relación a una de las dos series que sigo por interné: The Big Bang Theory. En España han traducido esta expresión tan peculiar de uno de los protagonistas como les ha venido en gana, aunque en este caso viene al pelo.
A mí me gusta verla en VOS: suena mejor y además, no tengo que esperar por algo que está claro que se puede sacar antes. Para colmo me culturizo aprendiendo un idioma extranjero (que tal vez pronto haga falta para irnos de este país en bancarrota y ruina moral).

Personalmente me gustaría que las distribuidoras españolas pusiesen a mi disposición los contenidos que quiero ver y pagar un precio razonable por tenerlos en calidad HD. Además con la comodidad de poder descargarmelo en mi domicilio sin tener que salir de él ni almacenar deuvedés por ello. Y a un precio acorde al producto digital. Si se emite en EEUU el jueves y puedo verlo en VOS el viernes, significa dos cosas: que es posible y que hay demanda.
Si se puede hacer de forma "ilegal", está claro que la tecnología permite hacerlo. Si las distribuidoras y cadenas no lo hacen "legal" es porque son comodonas, vagas y no quieren darse esa trabajera y ofrecer un producto de calidad con plazos de calidad.
Si la gente se mueve para distribuirlo y traducirlo en plan amateur, significa que hay demanda por parte del público.

Luego el problema no está en los usuarios ni en los piratas, está en que la industria del entretenimiento está anquilosada y tiene mucha cara.

El problema está en que la industria del entretenimiento, que NADA TIENE QUE VER CON LA CULTURA, se ha subido al carro de la cultura para trincar subvenciones. Mientras, la cultura de verdad languidece y estos taliban la estrangulan con límites artificiales. Porque la ministra en vez de atender a las necesidades culturales del país, atiende a las necesidades económicas de sus amiguitos del cine. Pero claro, que se puede pedir a una ministra de cultura que ha llegado a serlo por ser ¡guionista de cine! ¡¿En qué cabeza cabal cabe eso?!

Mientras partan de una premisa falsa no pueden tener razón. Mientras impongan un diezmo injustificado en forma de canon, la gente seguiremos entendiendo que tenemos el derecho a tomar lo que se nos antoje: ellos empezaron.

Así que mientras sigan en ese plan, los usuarios nos seguiremos alegrando de estos resultados.

¡Zas! En toda la boca. Ahora dimite, menestra, por incompetente y no saber en qué mundo vives.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.