Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Qué puedo hacer yo contra la crisis?

Posiblemente sea una guerra ya perdida, pero aún podemos minimizar el desastre ganando pequeñas batallas en el consumo. No se trata de hacer una cruzada contra el consumismo (está claro que eso es imposible en este país). Pero al menos sí que podemos intentar aportar un granito de arena:
- Evitar el consumo irresponsable, compulsivo y "porquesí" o "porqueyolovalgo". Tratar de ahorrar un poco servirá cuando lleguen las vacas flacas.
- Cuando vayamos a consumir, procurar un consumo proteccionista: consumir producto nacional. Uno de los mayores problemas de la economía española es que tenemos una balanza de pagos demasiado desequilibrada, que junto al gran problema (la deuda crediticia) forma un combo de la muerte, ya que no entra dinero con el que pagarla. Así, si en vez de comprar productos de importación nos decantamos por los productos nacionales, evitamos a aumentar el brutal desequilibrio ya existente. Además esto fomentará el empleo en el país y en conjunto, nos beneficia a todos. No cuesta nada mirar las etiquetas de origen y cuando sea factible, decantarnos por el producto nacional.
- Evitar el derroche energético. Uno de nuestros grandes pufos nacionales es la factura energética, ya que nos vemos obligados a importar del exterior los recursos para producirla cuando no la propia energía directamente (desde Francia, por ejemplo). Así, un consumo energético responsable es algo patriótico a la par que ecológico. Por una razón u otra, que cada cual escoja la que quiera para ser ahorrativos a la hora de encender aparatos o coger el coche.

Son gotas en el mar, ciertamente, pero muchas gotas enrabietadas hacen tormenta. Si ya es demasiado tarde y vamos a perder esta guerra económica, al menos estamos a tiempo de pelear duro para estar en mejores condiciones cuando capitulemos.

1 comentario:

  1. Son buenos consejos, aunque quizás vería algo más complicado el tema de consumir productos nacionales cuando los de importación en ocasiones suelen ser más asequibles en precios y la sociedad en épocas de crisis mira más por su bolsillo que por el origen de los productos. Pero también es cierto, como bien dices, que si nos preocupásemos por adquirir productos nacionales al final saldríamos ganando en generación de empleo. La verdad es un aspecto que todos deberíamos, al menos, observar.

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.