Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

jueves, 6 de enero de 2011

Reconozcámoslo, son unos hijos de puta muy listos.

Partiendo de que casi toda la mejor música ya estaba compuesta e interpretada antes de nacer nosotros. De la mayoría de lo que se ha hecho después, no le llega ni a la suela de los zapatos a todos los carrozas.
Partiendo de que la maquinaria funciona a base de "novedades" en vez de que se asiente la calidad o la gente conozca las cosas realmente buenas que hay.
Partiendo de que han conseguido hacernos creer que existen "derechos" sobre lo que alguien compuso hace años y que estos pueden seguir rentando durante ¡decenas de años tras su muerte!
Partiendo del hecho de que los artistas siempre se han ganado la vida en los escenarios y precisamente esa vida en los escenarios es la que ha dado buenos artistas y no la mayoría de subproductos mediocres de hoy en día. Que vivan del trabajo artístico: dar conciertos.

Pues partiendo de todo eso llego a la conclusión de que somos tontos por creernos sus milongas. El problema no está en las descargas de algo que en realidad no vale NI LOS ELECTRONES por los que cabalga en formato mp3.

Está claro que se necesitan artistillas de pacotilla que produzcan bazofia.
Está claro que necesitan que la masa consumidora no tenga criterio alguno a la hora de engullir esa bazofia, aunque sea a base de bombardeo radiofónico y televisivo.
Tal vez sea porque a las verdaderas estrellas no tendrían narices de explotarlas en unos casos (algunos consagrados saldrían demasiado caros) y en otros no se prestarían al mercadeo actual (otros son artistas dignos) o simplemente muchos están muertos o demasiado pochos. Tal vez porque sale más barato una promoción publicitaria que apoyar a los verdaderos artistas con talento durante una trayectoria profesional. Tal vez porque a los advenedizos sea más fácil manejarlos. O tal vez porque simplemente la basura vende. Yo que sé.

El caso es que los muy hijos de puta nos ocultan la música que merece la pena, sepultándola entre tanta basura. Y nos quieren hacer ver que el problema está en que unos cuantos descerebrados se descargan subproductos pseudomusicales. Aquí lo único que pasa es que la gente no tiene criterio. Si las masas tuviesen un mínimo buen gusto (que tienen atrofiado por el suministro constante de basura), no se descargaba esa mierda ni dios.

Interné es un medio de difusión. Que aprovechen esa excelente vía para publicitarse y con ello llenar después conciertos. Si no son capaces de ello, es que no son profesionales. Por mí que se mueran de hambre (aunque más bien algunos se morirían antes por síndrome de abstinencia, dado en lo que gastan la pasta) o que se busquen un trabajo.

Aquí dejo a unos maestros del oficio de la música, a ver si algunos otros aprenden algo:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.