Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Hoy, platazo

¿Alguien pensaba que esto no podía convertirse en un blog de recetas?
¿Alguien echaba de menos la etiqueta "cosas ricas"?
Pues a esos casos dedico la entrada de hoy que bien podría iniciar una serie titulada "recetas de mamá".

JIBIA EN SALSA CON GUARNICIÓN

Se corta un kilo de cebollas y se sofríen en abundante aceite de oliva con unos dientes de ajo machacados y sin piel, clavo y laurel en una olla hasta que estén doradas y pochadas. Se le añade de medio a tres cuartos de kilo de tomates pelados y sin pepitas y se mantiene hirviendo a fuego fuerte hasta que reduzca el líquido. Se añaden dos kilos de jibia cortada en trozos de dos bocados (se reduce mucho al cocer) y se deja dorar un poco. Se cubre con agua caliente (para no cortar la cochura) y según sea la jibia se le da un hervor a presión (fresca, congelada, grande, pequeña, ...). Para un par de jibias grandecitas y frescas unos veinte minutos. Es mejor comer al día siguiente para que haya asentado. Si la salsa está muy líquida se puede reducir al gusto, pero tras el día de reposo suele chuparse la salsa y la concentra bastante.

Se sirve con guarnición de arroz blanco hervido bien escurrido y suelto, una porción de tortilla de patatas jugosa y por encima de la salsa de la jibia se espolvorea huevo duro picado.

Y eso he almorzado hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.