Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

martes, 31 de agosto de 2010

Análisis del miedo como instrumento de control de masas: Volumen II


En la siguiente entrega el documental sigue imbricando la historia de AlQaeda con la progresión de los "halcones" en Washington. Para simplificar, como en la entrega anterior, he fusionado en bloques cada integrismo:

Este volumen se inicia en Afganistán. Bin Laden estaba allí como simple pijo proislamista que gastaba su dinero en la organización de Abdullah Hassan, pero sin tener liderazgo al principio. Llegó Zawahiri con su mayor radicalismo. Por entonces, nos explican en el documental, EEUU apoyaba a los muyaidines. Las ideas de Zawahiri sedujeron a Bin Laden, quien, al final, se hizo con el poder de la banda de integristas gracias a ser quien tenía el dinero para financiarlos. Sus ideas simplificando eran que la democracia era corrupta y que por tanto su único uso sería para que los islamistas llegasen al poder y pudiesen retirarla a continuación y perpetuarse. Una elección democrática (para ganar) y después suprimirla.

En este clima los soviéticos se retiraron de Afganistán (ver abajo) por su propio declive. Los muyaidines crearon su propio mito, de que ellos fueron la causa de la derrota de los soviéticos, ellos solitos, lo que supuso un leit motive movilizador muy poderoso que se extendió por todo el mundo islámico. Llega a Argelia con el Frente Islámico de Salvación. Los atentados se extienden allí como pólvora incendiada por el radicalismo más salvaje. Empezaron a matar gobernantes, políticos, educadores, … porque no reconocían el Corán y eso en sí mismo era un crimen para los nuevos Yihadistas. Cuanto más se les reprimía por sus gobernantes, más justificados se sentían los islamistas. Empezaron a matar a ciudadanos puntuales por considerarlos simplemente corruptos al no seguir el Corán como ellos lo entendían. Después se desataron matanzas masivas. Mientras, los militares (“los generales”) utilizaban esto para mostrarse como únicos capaces de contenerlos (según un entrevistado), aprovechando el terrorismo en su beneficio e infiltrando gente entre los islamistas para aumentar el caos. Sin embargo el final vino desde dentro, porque los distintos grupos de fanáticos empezaron a encontrarse impuros entre ellos y darse matarile entre sí.
En el mundo islámico los yihadistas habían perdido su apoyo popular por sus matanzas y falta de capacidad de comunicarse. Se quedaron aislados. Zawahiri y Bin Laden dieron una conferencia en 1997 donde señalaban a los EEUU como fuente de la corrupción liberal occidental.

En el frente occidental pasa algo parecido, el acceso al poder de los dementes.
Salen de nuevo algunos personajes neocons conocidos del video anterior: Perle, Pipes y Ledeen. A continuación se habla de como Gorbachev retiró a los rusos de Afganistán y de la guerra fría, y luego contemplamos como se colapsó la URSS. Este colapso no era realmente militar ni político, sino socio-económico, ya anunciado mucho antes por la CIA y desoído por los neoconservadores. Sin embargo, estos últimos se apuntaron el tanto atribuyendolo a su estrategia de guerra encubierta, aumentando el Mito.

Aparece Melvin Goodman, Responsable de la Oficina de Asuntos Soviéticos de la CIA desde el 76 al 87 diciéndo muy clarito que los neoconservadores crearon ese otro Mito y que era completamente fantasioso.

Es el momento histórico que algunos llamaron el «fin de la historia» (Fukuyama, 1989).

Entonces empezaron a buscarse otros enemigos. Decidieron que el más malvado sería Sadam Hussein. Reinterpretaron su cruzada entre el Bien y el Mal y reinventaron su enemigo. Tomaron Iraq, pero una vez logrado, Bush se retiró. No pretendían sino mantener un equilibrio en Oriente Medio y no hacer realmente cambios. Entre otras cosas porque pensaban que si se quedaban en Bagdag serían derrotados [como hoy sabemos]. Así que simplemente Sadam pasó de ser el Mal encarnado a solo una amenaza que ellos “desarmaron”. Esto fue visto como una “debilidad” de la influencia liberal que enfureció a Wolfowitz como muestra del relativismo liberal.

Así que volvieron a su cruzada religiosa interna, porque es un mito muy útil para promover la moralidad que defienden. A sabiendas de que la religión sea un mito falso. Pero se produjo un giro irónico, con Bush los religiosos se hicieron con el poder del partido republicano. Pero su fundamentalismo y la mala gestión económica asustó a muchos votantes republicanos moderados y esto sirvió para que Clinton ganase unas elecciones. Así que los neoconservadores reiniciaron una vez más su campaña de demonización, esta vez contra el propio presidente de los EEUU. Una campaña de publicidad pedía testimonios de abusos sexuales del presidente llamando al número gratuito 1-888-HARASSU. Crearon historias como el WhiteWater, el asesinato de Vince Foster ordenado por el presidente, de tráfico de drogas, etc... dirigidas desde el panfleto “Espectador Americano”. Lo tildaron de sociópata. Pero finalmente encontraron la corrupción liberal tan ansiada en las mentiras de Clinton respecto a Lewinsky. Por fin era un depravado.

Este hilo viene de aquí [reedito:] y sigue aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.