Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

jueves, 24 de junio de 2010

Pajarracos I (control mental masivo): Frank Luntz

El primer pajarraco y el causante de que buscase todo esto es el señor Frank Luntz. Vi el reportaje que citaba antes hace mucho tiempo y desde entonces estoy convencido de que la derecha española está desnortada. Si la ultraderecha yanki sabe que tiene que contratar a este tipo ¿porqué los de aquí llevan tan rematadamente mal sus campañas? ¿acaso no hablaban de este tipo de asuntos en la sobremesa antes de poner los pies encima de la mesita de café? En España quien ha sabido aprovechar estos métodos han sido los otros. El invento de ZP por Juan Campmany es un hecho reconocido tiempo ha.

Aquí el pajarraco.

Tiene pinta de inofensivo ¿eh? Pues sigan leyendo.

Para no desnortarme yo también, voy a fusilar lo que dicen los chicos Arbeit de Luntz, que es a lo que hemos venido y no ha hablar de mi libro.

Frank Luntz es un influyente consultor político y comercial que trabaja estrechamente con el grupo mediatico Fox, el partido republicano de los EEUU, e importantes multinacionales. El Dr.Frank Luntz es especialista en la técnica del grupo focal (focus group), para encontrar y probar qué estrategias comunicativas, qué términos, tendrán aceptación por parte de la opinión pública para vender políticas, políticos y otras mercancías del primer mundo apelando a las connotaciones emocionales del lenguaje utilizado.
"Frank Luntz es el maestro indiscutido de la propaganda de derecha, abierta y encubierta, del Partido Republicano, del engaño político, del desvío y redireccionamiento en una audiencia insospechada en modos que generan resultados específicos o estimulan el apoyo público a posiciones antiambientales, antidemocráticas o proempresariales"
"Luntz combinó las técnicas más efectivas de la Avenida Madison (calle de Nueva York donde se encuentran las grandes agencias de publicidad) con las herramientas más efectivas del diván del psicoanalista, y comprendió cómo aplicarlas al propósito de la persuasión política"
"No es lo que tú dices, es lo que la gente escucha" Así de contundente se manifiesta Frank Luntz en su libro "palabras que funcionan". El autor ha acuñado términos como "war on terror" (guerra contra el terrorismo) para vender la ofensiva militarista en oriente medio o "cambio climático" para designar el calentamiento global. En EEUU descubrió mediante la técnica del grupo focal que para deshacerse del impuesto de sucesiones (en inglés denominado "state tax"impuesto sobre el patrimonio) bastaba con cambiar su designación llamándolo impuesto sobre la muerte (death tax); así consiguió que la opinión pública norteamericana fuera favorable a la eliminación de un impuesto que llamado por su nombre habitual no se veía impelida a eliminar. Luntz argumenta fundamentalmente que no importa tanto lo que un político diga, sino lo que la gente escucha. Ya que de forma consciente o inconsciente, los votantes, los consumidores y en realidad todo el mundo están sometidos al poder del lenguaje.
Frank Luntz -entre cuyas asesorías figura el lenguaje utilizado por los conservadores en la exitosa ofensiva legislativa de los noventa conocida como el «Contrato con América»- se atreve incluso a ofrecer una relación de palabras favoritas y frases para el siglo XXI, que empiezan ya a repetirse bastante en la actual campaña presidencial y no solamente de la boca de republicanos. Entre estas sugerencias léxicas figuran: imaginación, sin complicaciones, estilo de vida, responsabilidad, resultados, innovaciones, revitalizar, eficiencia, derecho a, inversión, independiente, certificado, prosperidad, espiritualidad, seguridad financiera o aproximación equilibrada. Aunque para Luntz, la batalla actual sobre lenguaje político en Estados Unidos tiene que ver mucho más con la comprensión que con la articulación. Cómo se dice...
- Denegar: No dar.
- El Gobierno: Washington.
- Privatización: Personalización.
- Recorte de impuestos: Ayuda de impuestos.
- Impuesto de sucesiones: Impuesto de la muerte.
- Globalización: Economía de libre mercado.
- Comercio extranjero: Comercio internacional.
- Extranjeros indocumentados: Inmigrantes ilegales.
- Perforando para encontrar petróleo: Explorando fuentes de energía.
- Escuchas telefónicas: Interceptación electrónica.
- Cheque escolar: Becas de oportunidad.



Vaya ¡mosquis! Ni el flautista de Hamelin. Porque a este no le hace falta ni flauta. Solo emplea palabras. Los eufemismos de lo políticamente correcto ahora son de lo políticamente apropiado (correcto o incorrecto).

Pero buscando sobre el "amigo" Lutz uno se encuentra otras intervenciones suyas aconsejando a la Casa Blanca en 2001 (pág 35):

"El debate científico [sobre el cambio climático] sigue abierto. Los votantes creen que dentro de la comunidad científica no hay consenso sobre el calentamiento global. Si el público llega a creer que los científicos han resuelto el dilema, su opinión sobre el calentamiento global cambiará de acuerdo a ello. Por lo tanto, tienen que conseguir que el tema principal de este debate sea la falta de certeza científica"
Está claro que no se perdía un sarao. Luego parece que Luntz ha cambiado de opinión, según los de Greenpeace. En el documento también se cita la relación entre los negacionistas climáticos y las estrategias desarrolladas durante la guerra mediática de las tabaqueras.

Buscando una foto para poner aquí de este pajarraco, he encontrado esta otra página en la que hablan un poco del amigo Luntz. De forma bastante despectiva hacen una parodia que nos explica un poco en qué consisten los "grupos focales" de Luntz. Básicamente estudia cuales son las palabras y frases que más impactan en los grupos de estudio y con estas construye los memorandums de los políticos que se las compran (y con cuya ideología comulga). Por lo visto esto hace que los republicanos repitan mucho las mismas frases, las que él les forja. También nos relata otra de sus costumbres, la de "enmarcar el asunto", como estrategia para aislar los temas para que resulten más digeribles por la opinión pública. En sus enlaces hay una noticia de como Luntz sigue generandole a los republicanos sus "puntos de debate" para la campaña contra la reforma fiscal estadounidense.

Es espeluznante como estos malabaristas de la opinión pública están condicionando las campañas políticas, no solo en sus resultados dando un formato más atractivo, sino también en cierto modo en el contenido en sí, en el que influyen al darles forma.

Espeluznante.

2 comentarios:

  1. Siete años después alguien comenta.
    Bueno, soy yo.
    Simplemente decirte que me encontré con este tal Frank Luntz leyendo un libro, de otro tal Lakoff, todos por lenguaje político.
    Como no sabía quien era Googlie.
    El tuyo es el primer post que encontré en español.
    Evidentemente el latino promedio no entiende de esto y no lo consume...
    En fin.
    Gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Siete años después alguien comenta.
    Bueno, soy yo.
    Simplemente decirte que me encontré con este tal Frank Luntz leyendo un libro, de otro tal Lakoff, todos por lenguaje político.
    Como no sabía quien era Googlie.
    El tuyo es el primer post que encontré en español.
    Evidentemente el latino promedio no entiende de esto y no lo consume...
    En fin.
    Gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.