Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

viernes, 23 de abril de 2010

Justo para celebrar el día del libro.


Pues aquí está, mi flamante IRex DR800SG ha llegado para que lo estrene casualmente el día del libro. Aún es pronto para emitir un juicio de valor, pero la experiencia inicial ha sido muy satisfactoria. Solo puedo compararlo con un libro a la vieja usanza y con el Papyre 6.1 que probé en su momento durante un mes. De todos modos iré comentando mis impresiones en los próximos días conforme me vaya haciendo con el juguetito. Por el momento el cacharro en sí me ha parecido sobrio y de factura sólida, amén de ser una gozada la pantalla de 8 pulgadas en la que es comodísima la lectura. En cuanto a su uso y prestaciones, el interface "físico" es minimalista (solo hay 3 botones en todo el aparato) aprovechandose de que la pantalla táctil se encarga de casi todo. En general es bastante intuitivo y según la rotación del texto el botón "flip" se adapta en un sentido u otro para pasar página. Aún no me he acostumbrado a usar el "stylus" como marcador, aunque supongo que es una cuestión de uso. La aplicación que gestiona los documentos es Adobe Reader Mobile, lo que ofrece funcionalidades que no encontré en el Papyre: buscador de palabras y lo mejor de todo, el manejo que hace de los tamaños de fuente que permite más ampliación sumada a la ya de por sí mayor pantalla. Esto era una prioridad para mí a la hora de usar determinados textos que vienen con tipografía muy pequeña que no están preparados para ser usados en e-reader sino en ordenador. Con el DR800 creo que se solventa bastante bien, aunque aún no he probado algunos textos técnicos más "densos".
El tiempo de pasado de página me ha parecido también algo más rápido, aunque la primera vez que abre el archivo de libro-e tarda un poco más en compensación. Una vez abierto el libro que ha quedado como "última lectura" se abre ipso-facto, no obstante. Estas consideraciones sobre rapidez son subjetivas y una mera impresión que no he comprobado y no pienso comprobar cronómetro en mano.

También comentaré los pros y contras de la jugada "traido de EEUU" así como la conexión wireless.

Las fotos están hechas con el móvil, así que son bastante cutres. En el ejemplo de la foto está con un tamaño de letra "medium" para un pdf pescado de interné (que suelen ser de tipografía más pequeña que los que traen los lectores-e de fábrica para lucirse). Se lee con mucha comodidad para la vista a ese tamaño, aunque permite hasta dos aumentos más.

Tengo pendiente ver como maneja pdfs muy pesados, aunque es una prueba que haré más adelante, cuando la excitación pueril me deje hacer otra cosa que disfrutarlo y leer, leer y leer.

1 comentario:

  1. Qué gozada! tuve la oportunidad de verlo en vivo y en directo ;) y la verdad, no tiene nada que ver con los que se comercializan en España. Ya nos irás contando tus impresiones posteriores :)

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.