Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

miércoles, 21 de abril de 2010

Lo que nunca pregunté a mi médico (IX)

En los siguientes capítulos relata los riesgos del consumo de distintas drogas, aunque personalmente me resultan más interesantes las reseñas históricas sobre cada una de ellas:

En el capítulo 78 se habla del cannabis (cannabis sativa) que fuera introducido en Europa por el "Club de haschischiens" en el que encontramos a Baudelaire y a Delacroix. También se nos habla de su liposolubilidad y por tanto su accesibilidad y bioacumulación a nivel cerebral, con una hemivida de 7 días, lo que quiere decir que en ese tiempo se reduce su cantidad a la mitad. Siempre que no haya un "refuel" de los depósitos de la sustancia... claro. Habla entre otras consecuencias de la reacciones psiquiátricas: reacciones de pánico agudas, psicosis tóxicas "cannábicas", exacerbaciones psicóticas en esquizofrénicos (que no provocar esquizofrenia como dicen algunos fundamentalistas desinformados), recurrencias de síntomas psicóticos a lo flash-back de experiencias psicodélicas y por último cambios permanenetes de la pesonalidad que se conocen como síndrome amotivacional. Por último destaco la reseña que se hace sobre la "facilitación" que el cannabis puede ocasionar sobre el infarto de miocardio, pues aumenta el consumo cardíaco de oxígeno junto con taquicardia en algunos sujetos.

En el capítulo 79 nos habla de los compuestos anfetamínicos, pero dado que estos no tienen ningún trasfondo cultural no me interesa lo más mínimo hacer más mención que señalar que originan crisis de ansiedad, síndrome depresivo y alteraciones psicóticas.

En el capítulo 80 se cuenta como el tabaco llegó al Viejo Mundo desdel el Nuevo. Atribuye a Rodrigo de Jerez el dudoso honor de ser el primer europeo visto fumando, que lo viera hacer a los indígenas y que por ello fue denunciado por sus parientes a la Inquisición por tener relaciones con el diablo, por aquello de exhalar humo. Fue traído en el segundo viaje de Colón, semillas y hojas de nicotiana tabacum, con la costumbre de fumarlo enrrollado en su propia hoja o en las de otras plantas. También en pipas que los indígenas llamaban tabaco (y no a la planta en sí). Otro modo sería la aspiración nasal del polvo de tabaco o rapé, difundido en el s. XVII y XVIII en España y entre los cortesanos franchutes. De esa costumbre procede el nombre de la tabaquera anatómica.

Los ingleses, más puritanos, prohibieron fumar en pipa, siendo su introductor en las islas, sir Walter Ralrigh, condenado por el rey Jacobo I.
En Francia se llegó a usar contra las jaquecas por la realeza, como Catalina de Médicis que le valió el calificativo de Herba Reginae.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.