Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

martes, 20 de abril de 2010

Lo que nunca pregunté a mi médico.


Hoy ha llegado a mis manos (a mis ojos, más bien) un libro muy simpático de divulgación de los médicos Ángel Rodríguez Cabezas y Maribel Rodríguez Idígoras del Grupo Editorial 33 y de ISBN 84-96257-06-1.

Del mismo me han llamado la atención algunos capítulos que iré reseñando en los próximos días conforme los lea. Parece de lectura muy amena y la información que aporta es bastante veraz, además de estar repleto de curiosidades.

Sirva de aperitivo esta "disección de la risa":

En el capítulo 2 se hace un repaso a la Risa y sus cualidades saludables, como la economía de movimientos que implica, pues solo bastan 3 músculos para expresarla: el risorio de Santorini (10), el cigomático mayor (7') y el elevador del ángulo de la boca (justo debajo de 6, sin numerar) (en el gráfico señalados los números correspondientes)


Aquí un vídeo anatómico (aunque se salta el elevador del ángulo de la boca) entre el minuto 6:00 y 7:00 aprox:


Aunque claro, siempre podemos encontrarnos muchos tipos de risas.

En definitiva nos reimos y lo hacemos porque es placentero y beneficioso. En el libro se nos recuerda que los mecanismos neurológicos básicos de la risa, que no es sino un reflejo condicionado por emociones, se ubican en el hemisferio derecho (señalandonos que esto es en el caso de las culturas occidentales, aunque desconozco el porqué de ese comentario) en tanto que este se encarga de integrar el estímulo junto con el sistema límbico, siendo este último indispensable para que la risa se produzca (se pierde cuando está dañado). Además el primero sería la ubicación del sentido del humor dado que este "sentido" no resiste al análisis sistematizado propio del hemisferio izquierdo.

Y a todo esto ¿donde está el beneficio del ejercicio? Pues no es la risa externa en sí, sino en las endorfinas, nos dicen citando a Lawson "una simple sonrisa emite una información que hace que el cerebro segregue endorfinas"

Un libro delicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.