Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

miércoles, 21 de abril de 2010

Lo que nunca pregunté a mi médico (VII)

En el capítulo 60 los doctores nos hablan de las bondades del ajo (allium sativum) y la cebolla (allium cepa). Ambos cultivados desde la Antigüedad en Oriente Próximo y de la misma familia, las liliáceas.

La cebolla , probablemente originaria de Irán, nos cuentan, sería usada allí para practicar la magia, mientras en Egipto era sagrada junto a su hermano menor el ajo. Alejandro Magno obligaba a sus soldados a comerla antes de la batalla para incrementar el ardor guerrero y Dioscórides la aplicaba su zumo junto con miel contra distintos males.

Estas virtudes provendrían de lo que los estudios actuales han identificado hoy en día. Señalan que si bien contienen ácidos grasos insaturados (de los buenos), las cantidades de hortaliza a ingerir para beneficiarse de ello deberían ser cuantiosas. Los citados estudios se resumen en:
- Ajo y cebolla previenen el aumento de colesterol con un consumo semanal respectivo de 50 gr y 600 gr.
- La cebolla previene la agregación plaquetaria de cara a los accidentes vasculares.
- El ajo disminuye la presión arterial en hipertensos.
- La combinación de cebolla, manzana y té en la dieta son cardioprotectores según un estudio presentado en el XVII Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (Amsterdam).
- El ajo protegería contra el cáncer de esófago, colon, mama y piel, al menos en ratones.
- Al ajo se le atribuyen propiedades antibacterianas gracias a que contiene alicina y la aliina, identificadas por el Nobel A. Stoll. En Rusia la alicina se comercializa como "penicilina rusa" y sería más abundante en los ajos jóvenes.
- El aceite de cebolla contiene compuestos sulfurados, que pasan a sangre desde el estómago (sin llegar al intestino) y de ahí pueden eliminarse por vía pulmonar, lo que explicaría su efecto mucolítico, expectorante y antibiótico respiratorio.
- Fundamentalmente tienen un efecto antioxidante, como tantas otras verduras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.