Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

martes, 1 de diciembre de 2009

No es cultura, es entretenimiento y negocio

De lo dicho anteriormente del tema no mencionaba nada sobre otra parte del artisteo de este país, los que más vociferan, los cantantes y músicos. Pero hoy han salido en las noticias* pidiendo una ley que proteja su trabajo.

Ellos mismos dan la razón en cuanto a que no es cultura cuando se manifiestan ante el Ministerio de Industria y no ante el de (in)Cultura. Industria porque es industria del entretenimiento. Es decir, un negocio privado en vez de la cultura de todos.

Dejando aparte el hecho de que los músicos de verdad suelen estar en contra de la SGAE y similares (en este caso Promusicae), porque a los pequeños les perjudica, pasaré a dar mi opinión.

La música española no me gusta, en la mayoría de los casos me resulta vulgar y chabacana. Esto puede ser subjetivo. Solo se sostiene porque hay una industria de marketing detrás machacando constantemente con sus éxitos y sus radiofórmulas y tal vez por el mal gusto de la gente. Esto otro es objetivo.

Siempre me he preguntado si no debería poderse pedir algún tipo de responsabilidades por intromisión social a los que publicitan su música de forma machacona. Quiero decir, el bombardeo constante que realizan es una mala influencia a mi modo de ver. Existe una responsabilidad moral por crear una necesidad inexistente. La base de la promoción es generar necesidades creadas. Son innecesarias pero a la ciudadanía le crean la impresión subjetiva de que deben comprar el producto. A mí me parece que son los responsables de esta estafa social (vender algo que no es lo que realmente es) y por tanto nunca he considerado que hacerse con esa música por cualquier medio sea un delito. Más bien es una indemnización por soportar su acoso mediático. En cualquier caso la población sería una víctima del abuso que cometen aquellos que manejan los medios. Por la contaminación estética que generan y por la ansiedad que le crean para comprar ese producto ficticio.

El único disco español que me ha gustado en los últimos 15 años fue el de Nono García, Atún y Chocolate. Lo escuché en Radio3 y me encantó. No la he vuelto a escuchar nunca más emitida. Ipso facto fui y me lo compré porque pensé que era bueno (en realidad tuve que pedirlo y tardó un montón porque "no era muy comercial"). Tengo copiadas algunas de las canciones de ese disco para oirlas en el coche y otras tantas pasadas a mp3 en el portátil para poderlo escuchar sin tener que escuchar el zumbido de la lectora. ¿Soy un pirata? ¿Debo pagar un sobrecargo por ello? No lo creo.

Nono García me parece un artista, además de un entretenedor. Hace su trabajo de forma artesanal y crea arte o si se prefiere un producto de entretenimiento de calidad. No se dedica a hacer promociones y salir mucho en la tele. Vive de su trabajo, no de la publicidad de un producto mediocre. Pero eso es una impresión personal, en cualquier caso.

Objetivamente es un profesional y objetivamente no se dedica a promociones ni a escándalos politicosociales en apoyo de la SGAE, lo dedica a hacer bien su trabajo y así hace un disco bueno que gente como yo compramos con mejor o peor criterio.

Por otra parte está la música "comercial" que no merece la pena ser escuchada ni mucho menos ser comprada. Si el resto de los que se autodenominan artistas dedicasen tanto empeño a hacer bien su trabajo como el que dedican a hacer sus numeritos proSGAE/musicae como el de hoy a lo mejor no tenían que dar espectáculos tan lamentables y vivirían decentemente de un trabajo de verdad. Y no del cuento como hasta ahora.

Trabajar un día y vivir a todo plan de ese día el resto del año. Este es el objetivo de todos esos listos. Ya está bien de sus cuentos...

Y lo que no estoy dispuesto a consentir es que se llame cultura al simple entretenimiento. La música que hacen esos cantamañanas no es cultura, es simple entretenimiento. Y negocio.

Adjunto el video que he encontrado en youtube por si a alguien le gusta como me gustó a mí y va y se lo compra :P


*Nota: Hoy me ha llamado la atención en la tele un personaje que vive de las canciones que robó a su difunto hermano del cajón de partituras cuando aun estaba caliente el cadáver y ahora solo hace versiones de otros porque es incapaz de producir nada nuevo, que debe su popularidad a ser hija de y hermana de. Un personaje que no crea nada y vive de la creación de otros me parece una parodia demasiado ridícula para exigir derechos de autor porque afirma "morise de hambre".

1 comentario:

  1. También he visto la noticia hoy un par de veces...

    Hace más de 30 años podíamos grabar música directamente de la radio en un casete e incluso si algún amigo nos prestaba un disco de vinilo, un casete o un cd también podíamos hacerles copia en un casete. Son hechos que encajan en la definición de piratería, sin embargo no existía el revuelo ni los numeritos que están montando los de la SGAE en los últimos años. Los músicos y cantantes se dedicaban a hacer su trabajo y obtenían sus beneficios. Últimamente se dice que la música está decayendo (sobre todo la española), cada vez hay menos discos nuevos y la mayoría de ellos suelen ser recopilatorios. Parece que músicos y cantantes están invirtiendo más tiempo en luchar contra la piratería que en realizar lo que verdaderamente es su trabajo. Es más, en mi opinión un buen músico/cantante se demuestra en los conciertos. Para los de la SGAE: más trabajar y menos protestar.

    ResponderEliminar

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.