Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Felicidad, conformismo ¿qué más da?

La capacidad de autoconvencerse por lo visto es un mecanismo de felicidad sintética:

Nada que no supieras ya por la fábula de la zorra y las uvas... por otra parte.

El tal Daniel Gilbert se explica en esta entrevista sobre su libro. Al menos es un tío consecuente con sus investigaciones que aplica a su vida personal. ;-)

Como mecanismo psicológico protector tiene cierta lógica, a mi parecer. Esta teoría explicaría también la cabezonería existencial de tanta gente en casos graves. O la autocomplacencia de los dogmatismos en casos gravísimos. Sospecho, puesto que la incertidumbre acarrea estrés, que se trata más que de felicidad en sí de un menor estrés. De ahí a equipararlo a la felicidad, pues no me convence. Claro, que no puedo aseverarlo taxativamente (¡seré infeliz!).

Ya lo decía Voltaire (hay muchas suyas en wikiquote que vienen al pelo, pero solo una da en el clavo):
"La duda no es una condición placentera pero la certeza es absurda."

Por tanto ¿merece la pena ser escéptico? Pues por lo visto solo hasta cierto punto en el que no arriesguemos nuestra felicidad, según Gilbert. No solo apostamos la salvación de nuestras almitas pecadoras, también nuestra felicidad.
Salvo que pueda dudarse -paradójicamente- de eso también y el escéptico, por ese mecanismo común de felicidad sintética, debe albergar algún retorcido desvío del mismo para la satisfacción interna en la postura escéptica en sí misma por el simple hecho de recapacitar y reflexionar. La honestidad intelectual también es reconfortante.

¿Dudo luego existo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.