Esto no es un blog, es un bloc. De notas, para más seña. Aquí apunto lo que se me pasa por la cabeza, lo que se me cruza por la vida o simplemente lo que se me antoja. Buscarle cualquier otra significación es perder el tiempo. Bienvenidos a ello y no se corten en comentar.

domingo, 29 de noviembre de 2009

A vueltas con la bioética

En un escenario de posibilidad técnica para una intervención genética terapéutica directa sobre las enfermedades genéticas prevesibles:

¿Es realmente un derecho humano no ser programado genéticamente y depender del azar genético, como proponen algunos? ¿Es realmente beneficioso el azar? ¿Incluso cuando ese azar acarree desgraciadas enfermedades genéticas? ¿No se contrapone al derecho a la salud? Es un derecho extraño por las consecuencias que acarrea. Más bien me parece un fatalismo innecesario y sospechosamente atufado por ciertas creencias moralistas.

Por supuesto me refiero a un ámbito estrictemente biomédico y no en las posibles y espeluznantes implicaciones sociales a lo GATTACA que puedan acarrear. Eso es otro tema. Aquí cuestiono que se trate como un derecho cuando ciertos planteamientos me parecen más una imposición. Creo todo lo contrario, de hecho, que el derecho debería ser el tratamiento en la medida de lo posible contra el azar o un supuesto destino.

Mientras en otras técnicas, como la clonación de humanos o la quimerización están por descontado entre lo que considero prácticas inadmisibles, sin embargo en la terapia genética no veo la razón ética para impedirlo, francamente. Las potencialidades biotecnológicas están acercando esas posibilidades y no estamos preparados aún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

LO YA DICHO

Mi otro yo

El cajón de mis frikeces: qrol

MEV

Pliego de descargo

Todo lo que publico en este blog son, o bien reflexiones personales, o bien material pescado en interné y previamente publicado por otros, en cuyo caso pongo enlace o cito fuente si esto es posible. Algunas imágenes que no se especifique su origen son enlaces directos, por lo que se puede acceder al mismo simplemente pinchando en ellas.
Si alguien quiere usar algo, pues que se sirva y siga a su manera las mismas buenas costumbres de la casa.